07

FEB

Expide Gobernador Decreto de Austeridad 2017

 

La meta es ahorrar en el Gobierno del Estado el 5 por ciento de gasto corriente cada año para lograr al final del sexenio el 30 por ciento; de hecho, con la disciplina financiera de 2016, al cierre del tercer trimestre, se tuvo un ahorro de 450 millones de pesos.

 


Con el objetivo de implementar el uso de los recursos públicos con base en los principios de legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas, siendo de observancia obligatoria para los servidores públicos de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo del Estado de Colima, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez expidió a finales de enero el Decreto de Austeridad, Racionalidad y Disciplina del Gasto Público Estatal 2017.


El Secretario de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar señaló que aunado al Decreto de Austeridad, Racionalidad y Disciplina del Gasto Público Estatal 2017 se debe cuidar la nueva Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios, por ello toda propuesta o aumento de gasto del Presupuesto de Egresos, deberá acompañarse con la correspondiente iniciativa de ingreso o compensarse con reducciones en otras previsiones de gasto.


"Con la primera versión del Decreto de Austeridad,  en 2016, al cierre del tercer trimestre llevamos un ahorro de 450 millones de pesos, ya que básicamente en esta primera versión  se trató de hacer un orden administrativo en la estructura de las dependencias centralizadas", enfatizó el funcionario estatal. 


Explicó que los ahorros y remanentes que generen las dependencias y entidades, como resultado de la aplicación de las reglas de austeridad en este 2017, así como los ahorros presupuestarios y las economías que resulten por concepto de un costo financiero de la deuda pública menor al presupuestado, deberán destinarse en primer lugar a corregir desviaciones del Balance presupuestario de recursos disponibles, y en segundo lugar a los programas prioritarios.


Además dio a conocer que se cancela el pago de honorarios asimilables a salarios para todas las actividades que sean consideradas regulares, excepto para las actividades relacionadas con el fortalecimiento de la hacienda pública.


Asimismo resaltó que se reducirá un 20 por ciento el consumo de combustible por parte de servidores públicos, a excepción de áreas que atiendan programas sociales, Seguridad Pública, Salud, Protección Civil y Procuración de Justicia.


En materia de comunicación social se reducirán en un 25 por ciento los gastos, excepto aquellos orientados a campañas meramente informativas en temas de salud, educación, seguridad pública y protección civil, en los que sea necesario mantener a la población informada de eventos extraordinarios como desastres naturales o programas emergentes de atención a la población, así como aquellas excepciones que el Ejecutivo del Estado considere necesarias o estratégicas.


Las dependencias y entidades, tendrán como eje rector del gasto público, la austeridad, racionalidad y disciplina en el ejercicio del mismo, por lo que establecerán compromisos específicos de metas de ahorro y economías presupuestarias en los diversos rubros de gasto, para lograr como gobierno un decremento del gasto corriente.


En el Decreto se establece que en todo momento se respetará el presupuesto destinado a las prioridades del gasto, principalmente al desarrollo social y a la seguridad pública.


"Buscamos cumplir con la meta, que se gestionó desde el inicio de la administración, de ir ahorrando el 5 por ciento del gasto corriente cada año para lograr un ahorro al final del sexenio del 30 por ciento, que es lo que nos proponemos con estas reglas de austeridad", finalizó el titular de la Secretaría de Administración y Gestión Pública. 

 

 

 

Conoce el Decreto de Austeridad 2017: http://bit.ly/2lk3IU2

 

 

 

 


Colima, Col., 7 de febrero de 2017.

 

-1.